Celebramos nuestro 150 aniversario con un mensaje muy especial

    29/06/2020

    Celebramos nuestro 150 aniversario con un mensaje muy especial

    En motivo del 150 aniversario del Instituto de Religiosas de San José de Gerona, Me. Mª Carmen García, Superiora General del Instituto, se dirige a todos los colaboradores para agradecer su compromiso en el cuidado de los enfermos, de los ancianos y de los niños en estos momentos tan difíciles de pandemia que estamos viviendo.

    Mensaje de Me. Mª Carmen García

    "Queridos colaboradores del Instituto, recibid mi saludo desde Madrid.

    A comienzos de este año 2020 os invitaba a celebrar este año jubilar dando gracias a Dios por la vida y la obra de nuestra madre María Gay. 

    Han transcurrido seis meses y, sin esperarlo, nos ha tocado vivir tiempos difíciles. Los deseos de aliviar, sanar, curar... han tomado fuerza. Se han hecho realidad en el seno de nuestras familias, de las vuestras, de los Centros asistenciales y educativos del Instituto. 

    Os invitaba también a recorrer este año 2020 compartiendo nuestro carisma de "Aliviar el dolor y sembrar la paz" de la mano de nuestra madre fundadora María Gay Tibau. Por medio de este mensaje, quiero agradecer a todos y cada uno de vosotros vuestra colaboración y compromiso en el cuidado de los enfermos, de los ancianos y de los niños.

    Con vuestra generosidad, acogida, cuidado, asistencia y servicio habéis puesto en práctica hasta el final los valores humanos e institucionales. Os habéis entregado de manera extraordinaria. Algunos de vuestros compañeros han dejado su propia vida dándolo todo hasta el final. 

    El papa Francisco os llama héroes, santos de hoy, los mensajeros del carisma actualizado en el hoy de nuestra historia.

    También os invitaba a participar en las distintas celebraciones organizadas para este fin. La situación de esta crisis sanitaria con el confinamiento como medida de prevención, nos ha obligado a vivir este año jubilar hacia dentro, en familia, en la cabecera del enfermo, del servicio a los niños y a los pobres.

    La forma de celebrarlo nos ha cambiado pero no el sentido. ¿Acaso esta otra manera de celebrar no es grande, humilde, sincera y auténtica?

    Gracias a todos. Muchísimas gracias. Quiero expresaros mi admiración. Sois los buenos samaritanos del mundo caído en la orilla del camino que necesita de vuestra mano tendida y generosa. 

    Que Dios os bendiga, bendiga a vuestras familias y vuestra noble misión. 

    La esperanza de ponernos saludar personalmente se mantiene.

    Feliz 29 de junio, día del 150 aniversario del año jubilar."