Esther y Chelo

    "Mi motivación viene desde hace años adherida a mi vocación sanitaria. Empecé a trabajar en la residencia y conocí la obra social; quería aportar mi granito de arena."

    ubicacion del testimonio

    Mi motivación viene desde hace años adherida a mi vocación sanitaria. Hace casi tres años que empecé a trabajar en la residencia y conocí la obra social; desde entonces empecé a pensar en la oportunidad de aportar mi granito de arena.

    Chelo y Esther son fisioterapeutas. Chelo trabaja en nuestra residencia de Burjassot y Esther nos conoció haciendo las prácticas en el mismo centro. Llevan casi un año preparando el viaje y en los encuentros que hemos tenido nos expresan: “Estamos muy ilusionadas”.

    Van dispuestas a apoyar en lo que sea necesario, abiertas a lo que surge, así son nuestros voluntarios personas dispuestas a ayudar pero sobretodo a compartir lo que son con los demás.

    “Mi motivación viene desde hace años adherida a mi vocación sanitaria. Hace casi tres años  que empecé a trabajar en la residencia y conocí la obra social; desde entonces empecé a pensar en la oportunidad de aportar mi granito de arena."

    Parece que este año es posible...

    Que mejor que realizar el voluntariado dentro del instituto al que considero como mi casa... Dispongo de un mes de vacaciones y muchas ganas e ilusión”.

    Chelo.

    “... Soy Esther Cerrillo, yo estoy muy animada en hacer el voluntariado... Decirle que ya acabé la carrera el lunes pasado como Fisioterapeuta, por si sirvo para ello también allí en Ruanda...”

    Ya “están en capilla” como se suele decir, si no hay nada que lo impida el día 2 de octubre marchan a Nyarusange (Rwanda) a colaborar también con la misión de la comunidad (nuestra primera comunidad en el continente africano) y apoyarán en el Centro de Salud especialmente en el servicio de fisioterapia, allí hay muchos niños discapacitados.

    Al ver las fotos que les mostré de regreso de mi viaje a las comunidades de Congo y Rwanda empezaron a “trabajar” para prepararse y poder aportar sus conocimientos.

    Agradecemos la disponibilidad de todas las personas que quieren compartir  su vida con los demás. Estamos muy contentas de que el personal de nuestros centros esté sensibilizado hacia la obra social que realizamos  y del apoyo que tanto Pilar como Chelo han recibido de sus respectivos centros de trabajo. No siempre es posible ir ni a África, ni a América Latina pero sí es posible colaborar de muchas formas; una de ellas es el trabajo bien hecho aquí; otra, apoyando y posibilitando que otros puedan hacer el viaje. Gracias a todos por vuestros esfuerzos.

     

    Cristina Masferrer

    Delegada general de pastoral

    Galería de imágenes