Instituto de Religiosas de San José de Gerona

Avda. de la Moncloa, 7 - 28003 Madrid 91 533 55 03

Las hermanas mártires del Instituto de Religiosas de San José de Gerona, beatificadas ante más de 2.000 personas

09/09/2015

El Cardenal Amato reconoció el valiente testimonio de las religiosas beatificadas, entregadas sin miedo al cuidado de los enfermos

  • Ceremonia de beatificación de las hermanas mártires

Las hermanas Fidela Oller, Josefa Monrabal y Facunda Margenat, que desarrollaron su labor con el Instituto de Religiosas de San José de Gerona, fueron beatificadas el 5 de septiembre en el marco de una multitudinaria ceremonia presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Le acompañaron el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y el obispo de Girona, Francesc Artigas.

Más de 2.000 fieles venidos desde distintos puntos del mundo quisieron acompañar a las hermanas del Instituto en este día histórico, reuniéndose en la catedral y en sus aledaños, donde se pudo seguir la ceremonia a través de una pantalla gigante. En la ceremonia concelebraron más de un centenar de sacerdotes, entre ellos 15 obispos y cardenales, además de familiares de las beatificadas y autoridades políticas y civiles.

Durante su homilía, el delegado del Papa Francisco, el cardenal Angelo Amato reconoció el valiente testimonio de vida de las religiosas mártires, de las que dijo “eran personas virtuosas, ejemplares, auténticas siervas de la caridad de Dios hacia los enfermos”. Asimismo se refirió a “la herencia preciosa que dejan a sus hermanas, invitándolas a continuar con alegría y sacrificio su apostolado en el mundo del sufrimiento, prestando asistencia corporal y espiritual a los enfermos.”

El cardenal Amato también recordó que “aún en nuestros días los cristianos son la minoría más perseguida del mundo. Algunas estadísticas señalan que la cifra de cristianos que han muerto a causa directa o indirecta de su fe son más de 100.000 al año”.

Uno de los momentos más destacados de la ceremonia tuvo lugar tras la pronunciación de la fórmula solemne de beatificación por parte del cardenal Amato, cuando se descubrió la imagen de las nuevas beatas. Asimismo, otro punto destacado de la misa fue el traslado al altar de las reliquias de las tres beatas, portadas por hermanas del Instituto así como familiares.

Al finalizar la celebración el obispo de Girona, Francesc Pardo manifestó dirigiéndose a todas las religiosas de San José de Girona: "La beatificación de vuestras hermanas mártires manifiesta la veracidad del Evangelio que vivís y testimoniáis”.  

Tras la ceremonia, la Madre Mª Carmen García, Superiora General del Instituto de Religiosas de San José de Gerona añadió que “hoy es un día histórico para nuestro Instituto, estamos plenamente emocionadas y agradecidas por este reconocimiento a la labor de nuestras hermanas. Ello nos reafirma en la misión que seguimos realizando actualmente: aliviar el dolor y sembrar la paz”.

Acogida de peregrinos y vísperas solemnes

Los actos de homenaje a las tres hermanas mártires beatificadas empezaron el viernes 4 de septiembre con un acto de acogida de peregrinos en el Palacio de Congresos de Girona, seguido de la celebración de las vísperas solemnes en la Basílica Parroquial de San Félix.

Buena parte de los fieles se desplazaron el domingo 6 hasta Gandía, donde se celebró la misa de Acción de gracias.

Los más de 7.000 euros recaudados a través de las inscripciones se destinarán íntegramente a las entidades benéficas Metges sense Fronteres y Ayuda a la Iglesia Necesitada, que trabajan con los afectados por la persecución religiosa en Siria y por la crisis migratoria del Mediterráneo.

La presencia de fieles llegados de 10 países diferentes puso de manifiesto la universalidad de la labor realizada en todo el mundo por el Instituto de Religiosas de San José de Gerona, presente actualmente en 54 comunidades repartidas por Europa, África y Latinoamérica.

Más información

¿Quieres ser voluntario? ¡Apúntate! Infórmate de nuestros programas nacionales e internacionales

200 años tras las huellas de Maria Gay Tibau