Instituto de Religiosas de San José de Gerona

Avda. de la Moncloa, 7 - 28003 Madrid 91 533 55 03

AQUI ESTOY, SEÑOR, PARA HACER TU VOLUNTAD

HNA PRISCA NYIRAMAJYAMBERE

10/12/2011

Estoy muy contenta de compartir mi experiencia profunda en este tiempo de preparación a los votos perpetuos para decir mi "Sí" definitivo siguiendo a mi esposo Jesucristo en nuestro Instituto.

  • AQUI ESTOY, SEÑOR, PARA HACER TU VOLUNTAD

El Señor ha tenido la oportunidad de darme lo que había previsto para mí. He hecho una profunda experiencia congregacional que me ha ayudado a vivir intensamente el sentido de pertenencia en el Instituto. Desde que he llegado me he sentido muy acogida por todas las hermanas  de la comunidad de Solius y las de mi grupo que me esperaban para caminar juntas en este itinerario hacia la consagración definitiva. Los temas que he podido seguir me ha ayudado mucho a conocer más y experimentar, la vida de nuestra Madre María Gay Tibau y nuestras hermanas mártires, que dieron la vida por la gloria del Reino de Dios y para el bien de los que sufren. Con todo,  me siento responsable de la prolongación de esta misión de transparentar el amor misericordioso de Dios en el lugar donde viva. He tenido la oportunidad de visitar algunos sitios importantes para nuestro Instituto y algunas comunidades; también he hablado con muchas de nuestras hermanas. Esta experiencia me ha ayudado a comprender más la realidad histórica, carismática y espiritual de nuestro Instituto que estamos llamadas a vivir. También siento que el haber visitado los lugares cuna del Instituto, han marcado profundamente mi vida y ayudado a crecer en la fe. El testimonio de vida de nuestras hermanas, su donación, su humildad y acogida me ha tocado mucho, me ha dado la alegría y el ánimo para avanzar y pronunciar mi SÍ en el seguimiento de Cristo con generosidad.

Doy gracias a Dios por este mes de ejercicios espirituales que hemos terminado, un mes durante el cual he hecho una experiencia profunda e íntima con Dios. Me ha gustado comprobar, una vez más, cómo es bueno permanecer con Jesús, mi Esposo, y en esos momentos sentía más su amor y su voz que me decía una vez más "sígueme, no tengas miedo, estoy contigo". No puedo terminar sin dar a Dios gracias por el don de la vocación y te estoy muy agradecida por mi Instituto, que me ha dado esta oportunidad especial de prepararme para decir mi sí profundo y consiente a Dios, y aprovechar para conocer la tierra de nuestra Madre fundadora. Agradezco especialmente a todas hermanas que me ha ayudado en este momento de formación, especialmente a Madre María que me ha acompañado y Madre Carmen, que ha estado cerca de nosotras durante esta formación. Estoy dispuesta a decir mi sí definitivo y vivir la fidelidad hasta el final, contando con la gracia de Dios y vuestras oraciones.

Hna. Prisca NYIRAMAJYAMBERE

(Rwanda)

¿Quieres ser voluntario? ¡Apúntate! Infórmate de nuestros programas nacionales e internacionales

200 años tras las huellas de Maria Gay Tibau