Instituto de Religiosas de San José de Gerona

Avda. de la Moncloa, 7 - 28003 Madrid 91 533 55 03

Hermana Fortunée

Ante todo quiero empezar compartiendo lo que me motivó a ser una religiosa. Nací de una familia cristiana. En mi familia teníamos la costumbre de rezar juntos cada día y los domingos íbamos a Misa.

Mi abuela me contaba la llegada de los misioneros a nuestro país (Rwanda), como andaban subiendo y descendiendo de las colinas para visitar a los cristianos que eran en esa época minoría y a mí me gustaba escuchar a mi abuela, estaba muy atenta. Además mi abuelo era el primero de su pueblo que se acogió al cristianismo. Todo me lo contó mi abuela.

Este ambiente me ha permitido oír una voz interior que me decía "tengo que continuar esa obra misionera". Mi corazón me empujaba a acercarme más a los pobres y ancianos ayudándoles.

Cerca de nuestra escuela había un dispensario donde íbamos a curarnos. La mayoría de los enfermeros que conocí allí no eran cariñosos con los enfermos. Esa situación hizo nacer en mí el deseo de ser enfermera para ayudar a los enfermos, sobre todo los pobres. Empecé a buscar la manera para realizar mi deseo. Un día fui a la parroquia para hablar con el cura y cuando llegué el cura había salido ya. Por casualidad, cuando volvía para mi casa, encontré a Hna. Natividad Pérez, me saludo y empezamos hablar. Compartí con ella mi deseo de hacerme religiosa, ella me explicó el carisma, la espiritualidad del Instituto. Mientras hablaba, mi corazón se alegraba, sobre todo cuando me decía que su misión era: "Aliviar el dolor y sembrar la paz en el que sufre". Este encuentro ha abierto un camino en mi vida en el Instituto de Religiosas de San José de Gerona, al cual pertenezco.

Hna. Fortunée
¿Quieres ser voluntario? ¡Apúntate! Infórmate de nuestros programas nacionales e internacionales

200 años tras las huellas de Maria Gay Tibau