Instituto de Religiosas de San José de Gerona

Avda. de la Moncloa, 7 - 28003 Madrid 91 533 55 03

Christine Uwiragiye

Me llamo Christine UWIRAGIYE, pertenezco a la parroquia San André Gitarama, en la provincia del sur de Ruanda.

  • Christine Uwiragiye

Nací en 1971 en el seno de una familia cristiana y sencilla. Hice mis estudios primarios en una escuela católica, en esta escuela comencé a sentir mi vocación religiosa, ya que mi maestra era una religiosa Benebikira.

Mi deseo siguió creciendo y cuando terminé mis estudios primarios entré a formar parte de un grupo vocacional de nuestra parroquia para ayudarme a discernir bien mi vocación.

En 1990 las Religiosas de San José se presentaron en nuestra parroquia diciendo que querían fundar una comunidad en Gitarama.

Tuve la alegría de encontrar a una comunidad muy cerca de mi casa y nuestro párroco, que era el Abad Josaphat Hitimana, me ayudó a ponerme en contacto con las hermanas. Me dio una carta para entregarla a las hermanas que vivían en Kabgayi y realizaban su misión apostólica en el hospital.

La primera hermana que conocí fue a la Hna. Cristina Redondo, quien me acogió muy bien y me acompañaba en mi proceso vocacional.

En noviembre de 1990 comencé mi experiencia de aspirante en Nyarusange y el tiempo que pasé al lado de las hermanas colaborando con ellas en el dispensario me ayudó a conocer bien el carisma del Instituto, la vida de nuestra madre María Gay, y sobre todo a profundizar en mi relación con el Señor. Como no había estudiado la escuela secundaria, la comunidad juzgó bien de enviarme a Kamonyi para estudiar pedagogía.

Cuando estaba en tercer curso, la guerra estalló, era en abril de 1994. Las hermanas tuvieron que salir y yo me quedé con mi familia, esto me causó un gran sufrimiento porque no tenía noticias de las hermanas. Cuando abandoné el campo de refugiados, me preguntaba ¿cómo podré encontrar a las hermanas?, pues, había decido esperar dos años antes de entrar en otra comunidad si las hermanas no volvían. El Señor no quiso dejarme en la inquietud, las hermanas no tardaron en volver a Ruanda. Un día estando en casa con toda la familia, la Hna. Basilia Ruiz y Natividad Pérez vinieron a verme, para mi fue como una aparición, mi alegría era grande al volverlas a ver.

En enero de 1995 comencé el postulado en Kamatongo con otras muchachas. Al final de esta etapa se decidió enviarme a Kamonyi para terminar mis estudios de pedagogía antes de empezar el noviciado.

En septiembre de 1999 comencé el noviciado en el Camerún, tuve la alegría de descubrir otro país fuera de mi tierra natal y sobre todo la formación que recibí durante estos 2 años. Es difícil explicar en algunas frases como Jesús me sedujo durante esta etapa.

El 8 septiembre hice la primera profesión en la parroquia de Santa Ana de Obili, mi alegría era desbordante, agradecí al Señor que escuchó mis deseos y al Instituto que me acogió a pesar de mis debilidades. Después de la profesión el Instituto me envió a la comunidad de San José de Kamatongo; aquí colaboraba en la catequesis parroquial, la alfabetización, visitaba a los pobres y los enfermos y colaboraba en las faenas de la casa.

En octubre de 2002 el Instituto me envió a hacer los estudios universitarios en la Universidad católica de Kabgayi. Sigo en la facultad de Ciencias Sociales y Económicas, en la rama de Gestión; estudio el quinto curso. Agradezco de todo corazón al Instituto por todas las gracias que recibo a través de mis hermanas con las que, juntas, avanzamos en nuestro crecimiento humano y espiritual. Gracias por todos sus esfuerzos. Mi deseo es trabajar para el Instituto intentando configurarme siempre con Jesús compasivo, como nuestra Madre María Gay. A pesar de mis límites, yo cuento con la gracia del Señor y el apoyo de mi congregación.

¿Quieres ser voluntario? ¡Apúntate! Infórmate de nuestros programas nacionales e internacionales

200 años tras las huellas de Maria Gay Tibau